¿Cómo irse de vacaciones sin perder liquidez a través del descuento de pagarés?

lunes, 7 de agosto de 2017

Llega la época estival y muchos autónomos y empresarios se enfrentan a una complicada decisión: las vacaciones. Es difícil compaginar los periodos de descanso con la gestión de un negocio, aunque no imposible. Por eso, las posibilidades a la hora de enfrentarse a esta tesitura son variadas. Hay quien elige desconectar por completo durante estos días. Para ello, preparan la empresa con meses de antelación: descuentos de pagarés, gestión de cobros, pedidos de reserva, etc.

Vacaciones para autónomos

Otros solo cambian el escenario de sus tareas y continúan el trabajo desde la playa. Los más desafortunados se ven obligados a renunciar a uno de sus derechos como trabajadores. Sea cuál sea la opción elegida, y para fomentar la tranquilidad de todos, la recomendación es tener en cuenta estos días especiales en las previsiones anuales y anticiparse a todas las circunstancias posibles.

Consejos para gestionar un negocio en verano

  • Analizar la contabilidad. Dependiendo de la empresa, los periodos de vacaciones pueden suponer un pico o una caída en la producción. Se deben revisar las situaciones contable y financiera y compararlas con períodos anteriores para conocer la trayectoria del negocio y, sobre todo, la tendencia al alza o a la baja durante el periodo estival. Si, tradicionalmente, los gastos superan los ingresos en esta época, las vacaciones son la mejor opción.
  • Planificar y adelantar. Con el periodo vacacional ya escogido, la recomendación es aumentar los esfuerzos en los meses previos. Aunque son horas extras en una jornada ya intensiva de por sí, constituyen el empujón necesario para asegurar la tranquilidad durante el descanso.
  • Delegar tareas en otros. Si los resultados del análisis contable no invitan al cierre, pero el descanso estival es la única alternativa, lo mejor es contar con un delegado, el segundo de a bordo del negocio. Él será el encargado de supervisar que todo salga según lo establecido. El resto del personal contratado sacará adelante las tareas preparadas durante la ausencia del empresario.
  • Prever y compensar las caídas de ingresos. Durante un año contable, los ingresos sufren ciertos altibajos inevitables. Para que no afecten a la buena marcha de la empresa, lo mejor es ahorrar en meses de bonanza para paliar los más desdichados. Dentro de los planes de compensación y en previsión a los meses más conflictivos, el descuento de pagarés es una de las mejores opciones para mantener la liquidez del negocio.
  • Informar a los clientes. No importa si la empresa permanecerá cerrada o con otra persona al mando, avisar a los clientes es una responsabilidad básica de los autónomos. Se debe hacer con cierta antelación, al menos de una semana, y programar un mensaje automático en el correo electrónico por si quedase algún despistado.

En Fideco somos especialistas en descuento de pagarés para que autónomos y pymes dispongan de la liquidez necesaria para mantener a flote sus negocios. No dudes en consultarnos todas tus dudas antes de marcharte de vacaciones.

¡Solicitar liquidez!

Si lo deseas, puedes adjuntarnos una copia del pagaré o factura para tener una respuesta más rápida.

[Máximo 1Mb por adjunto. Archivos permitidos: JPG, PDF, DOC, ZIP, RAR]
 He leido y acepto las condiciones de uso

* Campos obligatorios

×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar