Pagos a cuenta de autónomos y Pymes

viernes, 30 de noviembre de 2018

 

Por norma general, los trabajadores autónomos y las Pymes tienen que lidiar con términos e impuestos con los que no tienen que preocuparse los trabajadores por cuenta ajena. Por eso, hoy en FIDECO queremos explicarte a profundidad qué son los pagos a cuenta y por qué están constituidos.

En realidad, los pagos a cuenta de autónomos y Pymes son abonos anticipados de la obligación principal. En la gestión fiscal, esta obligación tributaria tiene que ver con el pago de un impuesto que se va realizando de forma previa a la liquidación total al término del ejercicio, generalmente cada tres meses. Además, los pagos tienen su propia regulación en los artículos 99 a 101 de la ley de IRPF.

¿Cómo están constituidos los pagos a cuenta?

De hecho, los artículos mencionados de la ley de IRPF explican cómo están constituidos estos pagos.

  1. Pagos fraccionados

Los pagos fraccionados son anticipos de la liquidación final de la deuda tributaria y te permiten distribuir a lo largo del año la carga fiscal que soporta el trabajador por cuenta propia, bien sea autónomo o pyme, un método que en algunas épocas del año hace que sea más fácil soportar la carga económica del autónomo o pequeña empresa.

  1. Pagos fraccionados en el IRPF

El IRPF es un impuesto que todos los autónomos o personas físicas que realicen una actividad empresarial o profesional tienen que pagar. De hecho, los pagos fraccionados del IRPF se realizan a través de dos declaraciones trimestrales:

La primera con el Modelo 130 de IRPF: Han de presentar este modelo todos los autónomos, personas físicas, obligados a realizar el pago fraccionado que tributen actividades económicas mediante estimación directa normal o simplificada. 

Y la segunda se hace con el Modelo 131 de IRPF: Este el modelo que corresponde presentar a aquellos autónomos cuya actividad económica tributen por estimación objetiva, conocida como módulos.

  1. Pagos fraccionados en el Impuesto de Sociedades

Las Pymes, como los autónomos, también tienen la obligación de realizar pagos fraccionados pero ese pago fraccionado, que como normal general se realiza en tres veces, es a cuenta del Impuesto de Sociedades y no del IRPF, y se presenta a través del Modelo 202. Los negocios que superen los 6 millones de euros están obligados a pagar este tributo o los que obtengan un resultado positivo en la declaración.

  1. Ingresos a cuenta

Así como en las demás situaciones, los ingresos a cuenta son también un tipo de pago a cuenta. Este pago tiene que ver con la retención que Hacienda aplica sobre las retribuciones que no son dinerarias sino en especie. Además, los ingresos a cuenta se incluirán en las mismas declaraciones trimestrales que las retenciones. 

Por otro lado, cabe destacar que los trabajadores por cuenta propia y las pequeñas y medianas empresas siempre tienen más cosas que presentar y a veces puede parecer complicado llevarlo todo al día sin tener problemas. Por eso, ha nacido la Plataforma Pymes.

Se trata de una nueva organización intersectorial de ámbito estatal constituida para hacer una defensa ‘real’ de los intereses de pymes y autónomos y de una economía más productiva, así como un servicio de representación, defensa, participación, reflexión y análisis.

¡Solicitar liquidez!

Si lo deseas, puedes adjuntarnos una copia del pagaré o factura para tener una respuesta más rápida.

[Máximo 1Mb por adjunto. Archivos permitidos: JPG, PDF, DOC, ZIP, RAR]
 He leido y acepto las condiciones de uso*

* Campos obligatorios

×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes consultar la política de cookies aquí
Política de Cookies