Formas de pago para empresas

lunes, 22 de enero de 2018

Una de las mayores preocupaciones de autónomos, pymes y grandes empresas es su gestión financiera. De la misma manera, el pago a proveedores se convierte en un problema cuando la falta de liquidez asfixia a los negocios. Durante el último trimestre de 2017, estos pagos registraron un retraso medio de 84 días, siendo las pequeñas empresas las más puntuales a la hora de cumplir con los periodos pactados.

formas de pago para empresas

Ante estas cifras, la defensa es siempre el mejor ataque. Es decir, cuanto antes se pacten las formas de pago entre los negocios y sus proveedores, mucho mejor para las dos partes. Los primeros podrán controlar y prever los movimientos de capital; los segundos evitarán los impagos. Teniendo en cuenta sus características, los autónomos y empresarios deberán elegir la forma que mejor se adapte a sus necesidades y urgencias financieras.

¿Cómo pagan las empresas a sus proveedores?

  • Pago en efectivo. Es el más tradicional y de sobra conocido. Pero la ley prohíbe que las empresas utilicen esta forma de pago para cantidades superiores a los 2500 euros (el Gobierno planea rebajar este límite a los 1000 euros, aunque esta medida contra el fraude fiscal está aún en el aire).
  • Transferencia o domiciliación bancaria. Ambas se realizan a través de las entidades bancarias, siendo diferente el origen de la orden del cargo. En la transferencia es la empresa la que le indica al banco el ingreso de una cantidad determinada en la cuenta del proveedor. En la domiciliación, es este último el que envía una orden para que la entidad cargue en la cuenta de su cliente el importe de la compra.
  • Cheque. Se trata de un documento escrito, firmado por la empresa, por el que se específica a la entidad bancaria la cantidad y el número de cuenta en el que se debe realizar el abono. En el cheque se deben indicar con cifras y letras el importe total a ingresar, el nombre del banco, el lugar, la fecha y la firma de quien ordena el pago.
  • Pagaré. Es un documento parecido al cheque, pero incluye una fecha de vencimiento exacta. El empresario le entrega el pagaré al proveedor, de manera que se compromete a realizar el pago de la compra en la fecha que figura en el papel. Si el proveedor tiene problemas de liquidez y no puede esperar ningún plazo, puede recurrir al descuento de pagarés. A través de él, vende el documento y traspasa el derecho de cobro a un tercero (normalmente a una empresa especializada como Fideco) y recupera solvencia.
  • Letra de cambio. En este caso, el documento indica una orden de pago del proveedor a la empresa en un periodo determinado. Las letras de cambio también pueden pasar a un tercero a través del descuento de letras. Aunque se parecen, hay diferencias entre las letras de cambio y los pagarés. Las primeras son una orden de pago, mientras que los segundos son una promesa de pago.
  • Confirming. Esta forma de pago está cada vez más extendida. En este caso, la empresa da la orden al banco para que adelante el pago de las facturas pendientes. De esta manera, y a cambio de una comisión, la entidad bancaria consigue el negocio y sus proveedores mantengan una buena relación.

¡Solicitar liquidez!

Si lo deseas, puedes adjuntarnos una copia del pagaré o factura para tener una respuesta más rápida.

[Máximo 1Mb por adjunto. Archivos permitidos: JPG, PDF, DOC, ZIP, RAR]
 He leido y acepto las condiciones de uso

* Campos obligatorios

×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes consultar la política de cookies aquí
Política de Cookies