La financiación de las pymes: los intermediarios financieros no bancarios

miércoles, 7 de junio de 2017

Desde el punto de vista económico, el mundo se divide entre los ahorradores y los gastadores (no en el sentido peyorativo de la palabra). Estos últimos necesitan el dinero de los primeros para financiar sus gastos, pero como no es tan fácil encontrar a alguien en quien confiar, es precisa la actuación de un intermediario que aporte seguridad a todas las partes sin que ninguna salga perjudicada.

Ante esta tesitura, surgen los intermediarios financieros, una figura que se sitúa entre aquellos que quieren invertir o mantener sus ahorros y los que necesitan tomar fondos prestados. Ciñéndonos al mundo de la empresa, muchas pymes y autónomos necesitan capital, bien para iniciar la actividad bien para mantenerla en momentos puntuales de decaimiento. En estos casos, es cuando recurren a los intermediarios financieros para conseguir la liquidez que les hace falta y salvar su idea de negocio.

Intermediarios financieros no bancarios

Los intermediarios financieros no bancarios

Aunque los intermediarios financieros bancarios son los más conocidos, las pequeñas empresas cada vez encuentran más trabas a la hora de contar con ellos como fuente de financiación para sus proyectos. En la otra cara de la moneda, los intermediarios financieros no bancarios que no emiten dinero, pero si proporcionan otros activos y realizan actividades que van más allá de las puramente bancarias. Su objetivo es cubrir a las pymes y a los autónomos las necesidades ocasionales de capital.

Estos son los intermediarios financieros no bancarios:

  1. Instituto de Crédito Oficial (ICO). Es una entidad pública, que depende de las directrices del Gobierno, pero que no coge fondos del público en general, sino que se tiene que financiar en los mercados financieros, emitiendo, por ejemplo, bonos y obligaciones. Su misión es aportar solvencia a aquellas actividades que suponen el crecimiento y el reparto de la riqueza nacional. Por eso, entre sus funciones, destacan las inversiones en pymes y la financiación de infraestructuras.
  2. Compañías aseguradoras. Las pólizas son sus activos financieros: el asegurado paga unas cuotas o primas, y el asegurador se compromete a indemnizarlo en caso de que ocurra un daño concreto, y dentro de los límites pactados. Adelantándose a este posible suceso, las compañías aseguradoras invierten en otros intermediarios financieros y títulos de renta fija para contar siempre con fondos y no quedar al descubierto.
  3. Fondos de pensiones privados. Complementan o sustituyen a los subsidios de la Seguridad Social y se recaudan a partir de las aportaciones que los socios van haciendo de manera periódica durante su vida laboral.
  4. Sociedades y fondos de inversión. Son grupos de inversores que se reúnen para acceder mejor a la Bolsa de Valores. Cada uno de ellos cuenta con un certificado representativo de una parte del patrimonio, cuyo valor depende de las fluctuaciones del mercado.
  5. Sociedades de garantía recíproca. Nacen, específicamente, para resolver los problemas de financiación de las pymes y autónomos. Su función se centra, básicamente, en prestarles aval frente entidades de crédito, proveedores, clientes y Administraciones Públicas, de manera que las dos partes salen beneficiadas: las empresas consiguen el dinero que necesitan y las entidades financieras evitan el riesgo porque son estas sociedades las que responden ante cualquier problema.
  6. Empresas de leasing. Es un sistema de financiación para pequeñas empresas y autónomos que consiste en el alquiler con opción a compra de un producto al finalizar el contrato. En estos casos, los intermediarios financieros se encuentran entre los empresarios y las compañías que fabrican el bien que se está alquilando.
  7. Empresas de factoring. Esta financiación supone la venta, por parte de las pymes, de los derechos pendientes de cobro de facturas o letras de cambio a una empresa que le proporciona liquidez inmediata.

En Fideco ofrecemos diferentes servicios financieros para garantizar a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos el capital que necesitan para hacer frente a sus pagos y planear la inversión de sus fondos. ¿Quieres que te ayudemos?

¡Solicitar liquidez!

Si lo deseas, puedes adjuntarnos una copia del pagaré o factura para tener una respuesta más rápida.

[Máximo 1Mb por adjunto. Archivos permitidos: JPG, PDF, DOC, ZIP, RAR]
 He leido y acepto las condiciones de uso

* Campos obligatorios

×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar